A&A Psicólogos
Pinto

Haz clic aquí para editar el subtítulo.

A&A Psicólogos. Centro de Psicología en Pinto.

          


         La psicología es una ciencia y está sujeta al rigor del método científico. Los abordajes terapéuticos que más y mejor 


han demostrado eficacia y eficiencia  para muchos problemas emocionales y de conducta son los modelos cognitivo-


conductuales (véase  Chambless y cols, 1996,1998). Estos modelos ponen el acento en el análisis y la interacción   entre  


nuestros pensamientos (creencias, ideología, pensamientos automáticos, atribuciones de causalidad, etc.), nuestras 


emociones y nuestra conducta. A su vez se estudian los efectos de nuestros comportamientos en las situaciones  


relevantes y en el entorno social  porque es sabido el papel de las conductas en el  mantenimiento de muchos problemas 


psicológicos (relación conducta-consecuencia en el entorno físico y social y en el propio individuo).



          De dichos análisis, que se desarrolla en las primeras sesiones, se deduce la lógica de las intervenciones. Cuando se ha 


visto qué pensamientos, creencias, actitudes, atribuciones, emociones o conductas están manteniendo una dinámica 


disfuncional, se trabaja en terapia para desmontar los mecanismos responsables del problema y "reinstalar" modos de 


procesar las situaciones más funcionales, racionales, realistas, así como conductas que provoquen consecuencias 


orientadas a extinguir las emociones negativas, todo esto de modo gradual y en un proceso controlado desde la terapia. 



          El trabajo en la terapia es un trabajo en equipo entre el paciente y el terapeuta, que consiste básicamente, en el 


aprendizaje de las técnicas necesarias para cada caso concreto, primero en las sesiones y poco a poco el paciente ha de 


adquirir la habilidad y capacidad para manejarse con más eficacia hasta que el problema deje de serlo.



          Fomentar la dependencia hacia la terapia no es una buena idea, por eso consideramos seriamente que la terapia    


ha de estar ajustada a las necesidades concretas y que la mejor terapia es la que permite a una persona sentirse auto-


suficiente confiada en sus propios recursos (concepto de autoeficacia de Albert Bandura, 1986). 


Os dejamos el siguiente video del Profesor Clarck, psicólogo e investigador relevante en el campo de las terapias cognitivas.








¿Vale la terapia para todo tipo de personas?  


¿Qué resultados ofrece?


No todas las personas que acuden al psicólogo van a tener un éxito del 100%. Algunas personas presentan resistencias al cambio significativas o una baja motivación (por ejemplo cuando van obligados o presionados por otras personas o instituciones) y en esos casos los resultados son más modestos. Otras personas buscan soluciones fáciles e inmediatas y desgraciadamente la terapia, en general, requiere cierto trabajo terapéutico. Si los problemas psicológicos pudiesen resolverse fácilmente no haría falta ir al psicólogo, ya que habríamos aprendido a hacerlo cada uno de nosotros.


Para la mayoría de personas y de los problemas emocionales, los estudios que investigan los resultados que las terapias psicológicas de tipo cognitivo-conductual producen, establecen niveles de eficacia significativa en más del 75% de los casos en problemas de tipo (trastornos de ansiedad, desamor o duelo, depresión, hipocondría, preocupación excesiva, ludopatía, etc.), en unas decenas de sesiones. El trabajo en equipo, la implicación en la terapia y los conocimientos del profesional son fundamentales para explicar los buenos resultados. Su psicólogo/a tras varias sesiones podrá decirle que cabe esperar en su caso concreto. 



¿Qué tengo que hacer durante el tratamiento? 


La terapia es un trabajo en equipo, por eso es fundamental que las dos partes estén en la "misma onda", que haya  

comunicación y confianza. El profesional ha de informar  acerca del problema, las variables importantes sobre las que se trabaja y de las técnicas que van a utilizarse  y a su vez el cliente (o paciente) aportar información y trabajar en el proceso. Los dos van evaluando la evolución de la terapia y tomando las decisiones oportunas. Además de asistir a las sesiones, la persona que inicia el tratamiento hará bien en trabajar entre sesiones para reforzar todo el proceso, como por ejemplo practicar alguna técnica, registrar pensamientos, hacer un experimento conductual, etc. 



¿Cuánto dura la terapia?


Las consultas pueden ir desde una sesión para asesorar acerca de un problema concreto hasta un tratamiento de varios meses. De entrada cuando se necesita un tratamiento las primeras sesiones son semanales hasta que se consigue una mejoría significativa pudiendo pasarse después a sesiones cada dos semanas que es cuando el paciente va asumiendo más responsabilidad en su propio progreso  entre sesiones. Hable de ello con el profesional, si lo necesita, para que sus expectativas sean las correctas.



¿Cómo sé si la terapia es buena para mí?


Las técnicas cognitivo-conductuales han mostrado utilidad y eficacia en la mayoría de las personas y problemas (terapias psicológicas empíricamente validadas)  por lo tanto lo lógico es que si se aplican adecuadamente funcionen también en uno mismo. Desde A&A Psicólogos mantenemos, de todos modos, la idea de que pasadas una serie de sesiones (6-8) hemos de  percibir una mejora inicial o expectativa de mejora. De no ser así, conviene replantearse si continuar o cambiar de profesional. Hable de ello con su psicólogo/a, no se quede con ello dentro, quizás encuentre una respuesta razonable.



¿Es muy caro ir al psicólogo?


La respuesta a esta pregunta depende del Centro o psicólogo con el que te trates. Hay tarifas que van desde los 40 euros por sesión a los 100 o más, pero en general cabe decir que no es caro. En muchas consultas las sesiones cuestan entre 45-60 euros una vez por semana, pero el trabajo del psicólogo/a va más allá de las sesiones y muchos problemas que se resuelven en 20-25 sesiones, lo que puede suponer un gasto de 800-900 euros para tratar, por ejemplo, una depresión. Un presupuesto para 3 implantes dentales y una endodoncia supera los 3200 euros. Una operación para corregir dioptrías rondará los 2000 euros. Lo psicológico, al ser algo que no es tangible, tiende a minimizarse, pero problemas como la hipocondría, la depresión, la preocupación excesiva o el duelo son problemas graves, tienden a cronificarse y afectan seriamente la vida de las personas. Lo vemos cada día. La pequeña inversión si es posible merece la pena.